Bembibre está situado en el Valle del Río Boeza, principal afluente del Sil, valle también llamado del Bierzo Alto.

Su nombre (bene vivere) califica las condiciones de su suelo, la bondad de su clima, y su buena situación geográfica para el comercio, al comunicar la meseta con la hondanada berciana. Su economía fue siempre agropecuaria, hasta la llegada del ferrocarril. La riqueza carbonífera cambió su sistema de sustento.

Su caserío se asienta en una elevación sobre la que se destaca en su extremo un derruido castillo, al que los lugareños llaman palacio, perteneciente a los condes de Alba de Liste, señores de la villa desde el siglo XV. Las casas de la población, con paredes típicas de barro y pizarra se ubican en calles "desordenadas" y algunas aún empedradas, entre las que se pueden visitar sus Iglesias de San Pedro, románica y también de San Ecce Homo, que junto a su entorno natural forman una bella visita.