Asentado en la falda del Cerro del Mariscal, contempla el hermoso perfil de la Sierra de Francia, con picos destacados como La Mina, El Pendón, Cabezarrasa y La Cabezuela, y los valles Grande, Valdelatienda y Cavadilla; tierras bañadas por los ríos de Francia y San Benito. Uno de los parajes de mayor belleza natural de la zona.

Tras una hilera de robles se encuentra su Iglesia Parroquial, lugar donde se descubrió la imagen de la que fuera su patrona: "la Virgen del Robledo", las figuras de la Moza Santa y Simón Vela, quien a su vez encontró la estatua de la Virgen Morena en la Peña de Francia, sobre la que se erige su Santuario.

Su reconocido patrimonio se completa con el trazado urbano de sus calles, las casas blasonadas, corrales y bodegas que conservan el secreto del vino serrano. Se trabaja también, en producciones muy moderadas, en Sequeros, la oliva y algunos árboles frutales. Una naturaleza que es riqueza.