El Plan Estratégico de Turismo Gastronómico de Castilla y León 2013-2015 tiene como fin potenciar la cultura y el turismo sostenible, y convertir Castilla y León en un destino gastronómico líder a nivel nacional e internacional.

Para ello se han desarrollado 16 líneas de acción enmarcadas en cinco dimensiones que operan bajo la óptica de los Ejes Estratégicos derivados del Plan de Marketing Turístico: concertación institucional y colaboración público-privada; internacionalización; y contribución de manera significativa al número de visitantes, pernoctaciones y al gasto medio de los turistas en Castilla y León, y al desarrollo económico y al empleo en la región.