La ‘Mina Petra’, situada en la ladera de La Sierra, en el término de Ólvega (Soria), marca el inicio de la Vía Verde del Moncayo. Se trata de una antigua explotación abandonada y convertida hoy en un área recreativa, ocupada por un pequeño lago artificial.

Aquí comienza un tramo de cuatro kilómetros que, desde Ólvega y pasando por Ágreda, sumará un total de 29 kilómetros de recorrido sobre la calzada del viejo tren minero, clasificada como Vía Verde.

El paisaje del Moncayo - la vía culebrea con la linde de tierras aragonesas - domina todo el recorrido, en el que no faltan praderías, pastos, bosques de rebollos y vegetación de paramera.

Esta Vía Verde pasa por dos de las cinco localidades sorianas más importantes, lo que aumenta el potencial cultural de la misma, unido al permanente contacto con la naturaleza. Ólvega es una villa situada en un amplio valle, entre las sierras del Madero y del Moncayo, y es uno de los municipios más prósperos de la provincia, donde se concentra una gran actividad industrial.

Por su parte, Ágreda se alza como una villa de gran poso histórico y monumental. De la cultura árabe mantiene algunos restos y dos puertas de época califal, si bien los edificios religiosos son el testimonio de los pueblos cristianos.

Dirección

Ólvega. Soria.