Espacio-tiempo

Sobre la luz como materia, instrumento y lenguaje

Comisariada por Sema D’Acosta.

Rafael Agredano, Chema Alvargonzález. Manu Arregui, Javier Baldeón, Manolo Bautista, Nuno Cera, Patricia Dauder, Jordi Colomer, Roland Fischer, Cristina Fontsaré, Ciuco Gutiérrez, Alberto García-Alix, Candida Höfer, Cristina Iglesias, Carlos Irijalba, Juan Francisco Isidro, Juárez & Palmero, Rita Magalhães, Mireya Masó, Masbedo, Bruce Nauman, Mabel Palacín, Gonzalo Puch, Xavier Ribas, Humberto Rivas, Bernardí Roig, Julião Sarmento, Sam Taylor-Wood, Claudia Terstappen, Juan Uslé, Eulàlia Valldosera, Javier Vallhonrat.

Paisajes-luz

Sin darnos cuenta, tenemos interiorizado un código simbólico para desenvolvernos en cualquier contexto y entender de forma intuitiva aspectos del paisaje. Ese modo inconsciente de aproximarnos a nuestro entorno palpita propulsado por la contraposición entre luz y oscuridad, una alternancia entre el día y la noche que marca el transcurrir de la existencia. Su asimilación conlleva unos intervalos lumínicos intermedios (amanecer, mañana, mediodía, tarde, atardecer, ocaso, noche, madrugada...) y sus correspondientes matices de sombra. El primer escalón perceptivo de cualquier lugar nos ubica respecto a ese momento concreto y define unas coordenadas de espacio y tiempo. No sólo es donde nos hallamos, sino también en qué instante y circunstancias.

Para ver en la noche necesitamos una fuente de luz artificial, instrumento generado por la civilización que permite la domesticación del lugar. Adentrándonos en estos parajes ocultos y hasta hace no mucho vedados, vamos descubriendo una realidad psicológica nueva construida por el hombre. Esa alteración del medio natural rompe la correlación milenaria entre el individuo y su hábitat, una quiebra que amenaza un vínculo tácito de correspondencias y ritmos lógicos establecidos durante siglos.

Texturas-luz

Una de las cualidades más interesantes de la luz lateral es su capacidad para potenciar la profundidad de las superficies. Aunque el carácter de la fotografía es bidimensional, con un foco direccional adecuado podemos resaltar aspectos táctiles capaces de acentuar los volúmenes. Si concentramos la atención en una zona delimitada y cerramos el plano, podemos generar una imagen indefinida que carece de perspectiva. Esta mirada incisiva que se centra en una zona precisa funciona como un zoom-in que nos acerca a los detalles de un lugar. De algún modo, se interpreta como una pintura abstracta. Igualmente, el uso del flash potencia fragmentos aislados de un lugar hasta descontextualizar la imagen de ese paisaje.

Personajes-luz

Los personajes de una fotografía o video están siempre supeditados a la iluminación como una narración escrita a la palabra. No existe uno sin el otro, actúan como el haz y el envés de una moneda. Aunque se establece una jerarquía que procura priorizar el contenido, sin duda el mayor calado se produce en el modo en el que se construye ese asunto aparentemente principal. Tanto es así, que aquellos aspectos inherentes vinculados a la luz de los que apenas nos percatamos, son los que verdaderamente tienen incidencia sobre nosotros a la hora de hacer trascender un mensaje a través de un relato visual. Es como una conversación cara a cara, donde los componentes no verbales (los gestos, movimientos, miradas o el tono, la intensidad y velocidad de voz) aportan más información que lo hablado.

Al margen de si lo que fotografiamos es un grupo de personas o un primer plano, mucho de su interés reside en el modo en el que la luz esculpe las formas. Para ello, hay que entender la calidad de las superficies en tanto que objetos, una inquietud que nos lleva a la especificidad del medio y aspectos metalingüísticos que nos hacen reflexionar sobre este lenguaje desde dentro.

Objetos-luz

Esta sección de la exposición se centra en objetos relacionados con la luz, sobre todo algunos aparatos cotidianos capaces de generarla. En la mayoría de los casos, destaca la ausencia de protagonistas, su huella. Algunas de las obras poseen rasgos autobiográficos. Predomina el silencio. Aquí la luz sirve de pretexto para provocar metáforas que hablan de la vida desde diferentes puntos de vista, unos veces de forma más poética y otras más irónica. Los objetos sencillos por encima de querer alcanzar lo extraordinario, posee el gran valor de guardar memoria de lo cotidiano, de los detalles pequeños e inadvertidos.

Está pasando ahora

Fechas

Del 7 junio de 2017 al 7 enero de 2018

Enlace

Dirección

Sala de Exposiciones Domus Artium 2002 (Da2) - Avda. de la Aldehuela, 27. Municipio de Salamanca. 37008 Salamanca.

Información adicional

De martes a viernes, de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 hrs. Sábados, domingos y festivos de 12:00 a 15:00 y de 17:00 a 21:00 hrs.
La muestra está instalada en las sala 6 y 7