La exposición recoge imágenes de la Guerra Civil Española, tomadas en distintos lugares, con especial incidencia en las retaguardias y población civil, por la fotógrafa húngara Kati Horna y cuyos negativos originales pertenecen al Ministerio de Cultura, a través del Centro Documental de la Memoria Histórica, con sede en Salamanca.

La muestra reúne una selección de 70 fotografías en blanco y negro (ampliaciones) realizadas por la fotógrafa entre 1937 y 1938, por encargo del gobierno republicano, con objeto de elaborar un álbum destinado al aparato propagandístico exterior.

Sobre Kati Horna

Fotógrafa nacida en Hungría y mexicana de adopción (1912-2000). Su nombre original era Kati Deutsch. Siendo joven aprendió las técnicas de la fotografía en Budapest, donde trabajaba en el taller de un prestigioso fotógrafo húngaro. Ahí conoció, convivió y fue pareja del fotógrafo Robert Capa, cuyo nombre entonces era Endre Friedmann, nacido en 1913, quien luego "americanizó" su nombre al trasladarse a Paris. En 1932 ella se trasladó también a Paris, donde completó su formación y realizó varios reportajes para la agencia francesa Agence Photo. De esta época son sus famosos trabajos titulados El mercado de las pulgas (1933) y Reportaje de los cafés de París (1934). Pero aparte de fotografiar la realidad también son famosos sus trabajos creativos próximos al surrealismo.

En 1937 la Guerra Civil Española iba a convertirla casi en una leyenda, uniendo la fotografía y el compromiso político a favor de las libertades, junto a otras famosas fotógrafas que vinieron a trabajar a España en esa época como Gerda Taro o Tina Modotti.

Kati recibió de parte del gobierno republicano la realización de trabajos que fueran útiles para tareas de propaganda. En Barcelona trabajó para organismos y publicaciones republicanas, sobre todo anarquistas como por ejemplo Mujeres Libres o Tierra y Libertad. Algunas de sus fotos sirvieron para hacer carteles de propaganda republicana. También fotografió la vida cotidiana en diferentes pueblos en este tiempo de guerra. Sus imágenes están llenas de emotividad.

En España también conocería a su futuro marido, el pintor y escultor José Horna, de quien tomaría el apellido. Ambos huyen luego a París, llevándose un montón de negativos que no saldrían a la luz hasta 1979, cuando ya restablecida la democracia en España, Kati Horna los puso a disposición del Ministerio de Cultura.

Kati Horna siguió trabajando en París hasta la invasión nazi; después huyó a México. que sería para ella su patria definitiva y allí colaboró en las más importantes publicaciones. Además fue profesora en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (1973-1999) y de la Universidad Iberoamericana y realizó a lo largo de los años multitud de reportajes que le dieron una merecida fama, principalmente con trabajos vinculados al surrealismo.

Esta exposición se incluye en el programa de Exposiciones AlacartaEste enlace se abrirá en una ventana nueva de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

Últimos días

Fechas

Del 10 octubre al 11 diciembre de 2016

Enlace

Dirección

Museo de las Canteras Molineras (Trévago) - C/ Real, 23. Trévago. 42113 Soria.

Información adicional

Sábados y domingos de 12 a 13:30h