Los Caprichos es la primera serie de grabados de Goya. Según se indica en el anuncio publicado en la gaceta de Madrid del 6 de febrero de 1799, es una colección de estampas de asuntos "caprichosos", inventadas y grabadas por Goya; el mismo autor explica su trabajo afirmando que el arte puede servir también como un modo de censura "persuadido el autor de que la censura y de los errores y vicios humanos (aunque parece peculiar de la eloqüencia y la poesía) puede también ser objeto de la pintura: ha escogido como asuntos para su obra, entre la multitud de extravagancias y desaciertos que son comunes en toda sociedad civil, y entre las preocupaciones y embustes vulgares, autorizados por la costumbre, la ignorancia o el interés, aquellos que ha creído más aptos para suministrar materia para el ridículo, y exercitar (sic.) al mismo tiempo la fantasía del artífice".

Casi dos siglos más tarde, entre 1973 y 1977, Salvador Dalí reinterpreta el trabajo del genio aragonés, visto desde una óptica surrealista.

De este modo Dalí interviene las imágenes goyescas aprovechando las imágenes preexistentes, añadiendo nuevas figuras, modificando escenas y personajes siempre desde una óptica surrealista; así encontramos relojes blandos, camarones que cuelgan, sombreros que se vuelven brazos, muletas, calaveras y otros elementos fundamentales en la iconografía daliniana.

"Dalí anuló la crítica social que los Caprichos tuvieron en su época y convirtió sus escenas en emblemáticas imágenes de sesgo daliniano. Además de la intertextualidad evidente que se produce con las estampas goyescas, introdujo elementos visuales y literarios, que tienen relación directa con la iconografía de sus cuadros -los relojes blandos, las figuras ambiguas, los temas eróticos- y referencias a pintores y poetas como Velázquez o Federico García Lorca, entre otros".

El público visitante apreciará las particularidades desconocidas del trabajo de este gran artista y podrá abordar sus lecturas. "Son imágenes abiertas y provocadoras que acercan visiones plasmadas con más de 170 años de diferencia. Goya, un crítico a la sociedad e hipocresía de su época. Dalí, un irreverente en el que la extravagancia fue la constante que dominó su carrera. Ambos artistas, crearon obras en las que "el ingenio o la fantasía" rompieron "las reglas"; otra acepción de la palabra Capricho, según la Real Academia Española".

E-mail del evento: exposiciones@fmcva.org

Está pasando ahora

Fechas

Del 6 abril de 2002 al 5 mayo de 2018

Enlace

Dirección

Sala Municipal de Exposiciones de Las Francesas - C/ Santiago, 20. Municipio de Valladolid. Valladolid.

Información adicional

De Martes a Domingo. 12:00 a 14:00 y de 18:30 a 21:30. Abierto todos los festivos.