Museo Numantino. Se conservan restos de más de cincuenta trompas celtibéricas, la mayoría de ellas procedentes del Yacimiento de Numancia, que destacan, tanto por su factura técnica como por su decoración.

Estas trompas pudieron ser usadas en la guerra, para señalización, y como instrumentos musicales para ritos.

Su modelado y cocción fueron el resultado de una producción cerámica altamente especializada, que buscaba los sonidos específicos en los materiales y las formas. Con esta visita trataremos de descubrir algunos de los secretos de estas particulares piezas del universo celtibérico, desde su fabricación y uso hasta la relación que pueden tener con otros instrumentos de boquilla contemporáneos en el ámbito mediterráneo.

Visita Comentada a la pieza, todos los sábados a las 12:00 horas (actividad gratuita, duración de 20 a 30 minutos).

Está pasando ahora

Fechas

Del 1 julio al 30 septiembre de 2017

Enlace