Museo de León. Vaciado del Arca de San Isidoro Réplica en escayola tramada con arpillera 1932

La intención de los monarcas Fernando I y Sancha de engrandecer la iglesia de San Juan Bautista de León con importantes dádivas se vio potenciada mediante la organización de una comitiva a Sevilla para obtener restos de santos. Una vez allí, se obtuvo el cuerpo de san Isidoro, obispo y doctor de la Iglesia. El cortejo que acompañaba los restos del santo hispalense llegó a León en el año 1063, siendo consagrado nuevamente el templo, esta vez bajo la advocación isidoriana.

El rey mandó hacer dos arcas para contener el cuerpo del santo. La más pequeña, de plata, estaría en el interior de otra mayor, realizada en oro y desmontada en diferentes robos, hasta el punto de que sólo ha llegado a nosotros su alma de madera.

Esa arca de plata no fue pensada para ser contemplada, pues debía encerrarse en el contenedor de oro. La tapa es troncopiramidal de muy poca altura, y en sus vertientes menores encontramos los símbolos alados de Marcos y Lucas respectivamente. Uno de los lados largos de la tapa es liso y el otro contiene un añadido de vanos conopiales con la efigie del santo. La parte superior de la tapa se organiza en cinco registros organizados por medio de cenefas vegetales y lacerías. Cada uno de estos espacios alberga figuras humanas: un rey y otros cuatro hombres imberbes. Los cuatro lados del arca se articulan divididas por pilastras sobre un zócalo achaflanado y las escenas representadas refieren temas del Génesis.

Tradicionalmente se relaciona al artista que nos dejó esta pieza con el ámbito renano. Las puertas de bronce de Santa María de Hildesheim o el Antipendium de Basilea se suelen citar al caso. En definitiva, un maestro seguramente no hispano formado en talleres centroeuropeos e imperiales que aplicó su estilo a las ambiciosas pretensiones del monarca leonés.

La pieza que nos ocupa es la reproducción de esa arqueta isidoriana, presente en nuestro museo desde octubre de 1932 a tenor de su inscripción en el Libro de Adquisiciones donde aparece como donación del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, museo que fue creado en 1877, con copias de obras famosas desde la antigüedad hasta el siglo XIX, confeccionadas mediante la técnica del vaciado, es decir, con moldes especiales sacados de los propios originales (hoy día integrado en el Museo Nacional de Escultura). Estas copias se realizaron por el interés de los museos europeos (Londres, París, Berlín, Nápoles…) hacia el estudio de las grandes obras.

Conocemos también la solicitud de la copia del arca al Abad de la Colegiata de San Isidoro y lo peculiar de la situación, pues previa solicitud del Director General de Bellas Artes, accede a conceder permiso para primero fotografiar el arca y más tarde "abusando de su amabilidad y buena disposición" sacar un vaciado de la pieza que sería realizado por un especialista del Museo de Reproducciones artísticas el Viernes Santo de 1932, momento en que esta arqueta estaría siendo utilizada en la basílica como tabernáculo del Monumento.

La pieza del mes constituye una oportunidad para conocer más detenidamente alguno de los bienes expuestos en el Museo, mediante una explicación detallada durante las visitas guiadas, que se desarrollan gratuitamente de martes a domingo, a las 12’30 h.

Está pasando ahora

Fechas

Del 1 marzo al 31 marzo de 2017

Enlace

Dirección

Museo de León - Plaza de Santo Domingo, 8. Municipio de León. 24002 León.