Efectivamente, deben estar a nombre del solicitante, quien las debe haber pagado, se aportará el justificante del pago.

En resumen, el solicitante, tiene que ser el titular del establecimiento o empresa inscrito en el registro de turismo, quien además debe ser el destinatario de la factura.