La ocupación máxima de las casas rurales, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico es de 4 personas, salvo convivientes, con independencia de la edad de aquellas. Este tipo de alojamientos se consideran espacios privados, que no cuentan con regulación específica, de modo que resulta de aplicación el referido aforo.


Contestado el 26 de abril de 2021